Gestión Recursos Humanos

6 claves para una gestión de Recursos Humanos eficaz

El equipo humano es el activo más valioso que posee una empresa hoy en día. Gestionarlo es responsabilidad del departamento de Recursos Humanos, pero ¿cómo hacerlo de forma óptima para alcanzar los objetivos de negocio y garantizar el éxito de la organización? En este artículo te damos la respuesta.

Vamos a abordar cuáles son las principales claves de gestión de Recursos Humanos que toda empresa debe tomar como referencia para potenciar el capital humano detrás del proyecto.

Debemos tener en cuenta que un equipo satisfecho es la base para aumentar la satisfacción laboral y mejorar la productividad, dos ingredientes fundamentales para impulsar la rentabilidad y los beneficios del proyecto.

1. Proceso de contratación optimizado y liderazgo efectivo

El área o departamento de Recursos Humanos es responsable de reclutar y contratar talento que sea capaz de generar soluciones y satisfacer las necesidades de la organización. Construir y mantener una fuerza laboral sólida no es tarea sencilla.

Para lograrlo, la clave reside en atraer una fuerza laboral diversa que enriquezca al equipo y sea capaz de aportar nuevos puntos de vista y metodologías. Por ello, la empresa debe asegurarse de que el proceso de reclutamiento se gestiona de forma efectiva.

Emplear a las personas equivocadas puede costar tiempo y dinero. Sin olvidar que un candidato deficiente que no encaja en el equipo puede alterar la cultura de la empresa y generar una pérdida de productividad.

Por otro lado, para conseguir una gestión de Recursos Humanos efectiva es preciso diseñar una planificación estratégica que determine el curso a seguir, alineada con los objetivos generales de negocio y puesta en marcha por parte de verdaderos líderes.

Los buenos líderes ayudarán a construir equipos sólidos dentro de una empresa y garantizarán que los proyectos, iniciativas u otras funciones laborales se realicen con éxito. Parte de las funciones de un liderazgo empresarial efectivo desde el departamento de RRHH implica asegurarse de que todos y cada uno de los empleados comprendan el proyecto, sus roles y los objetivos a alcanzar.

2. Crear una cultura empresarial positiva

La cultura, que abarca los valores, actitudes y suposiciones compartidos por las organizaciones, son fundamentales para generar un entorno laboral positivo que favorezca un aumento en el compromiso, la motivación, la felicidad y la retención de los empleados.

La forma más esencial de construir una cultura empresarial positiva y un buen clima laboral es alentando la colaboración entre las personas que forman los grupos de trabajo. En este post puedes conocer los cómo mejorar la gestión de equipos de trabajo y así, concretar acciones de mejora, con el propósito de optimizar las fortalezas de las personas. Que la fuerza laboral trabaje codo con codo alienada en torno a unas metas comunes y buscando soluciones juntos, motiva y aumenta la felicidad del personal, dos ingredientes de una cultura de trabajo positiva.

Reconocer el esfuerzo, promover la diversidad, favorecer una comunicación transparente (estableciendo expectativas y metas claras) y asegurarse de que los empleados se sientan valorados son otras claves para mejorar la cultura laboral.2

3. Mantener una fuerza laboral satisfecha y dedicada

Los ejecutivos se han dado cuenta de que los empleados felices y saludables constituyen la base de una fuerza laboral productiva. Recordemos que los trabajadores satisfechos se muestran más comprometidos con su trabajo. En este sentido, la gestión de recursos humanos con la mirada puesta en el bienestar y la satisfacción de los empleados es crucial.

Entre las medidas destinadas a garantizar la felicidad, la satisfacción y el bienestar del empleado destacan empoderarlo para identificar y resolver problemas en el lugar de trabajo, brindar cargas de trabajo sean equitativas y razonables, así como mostrarse flexible con las necesidades personales de cada trabajador implementando medidas de conciliación.

Del mismo modo, la empresa necesita crear un entorno de trabajo seguro, respetuoso y ético, además de implementar iniciativas de bienestar físico y mental.

Claves de gestión de recursos humanos

4. Fomentar la comunicación y la retroalimentación

La comunicación en el entorno laboral es uno de los signos de una cultura empresarial de alto rendimiento. Para que resulte efectiva, esta comunicación debe ser un proceso abierto y bidireccional entre la gerencia de Recursos Humanos y los empleados. De esta manera, se evitan los malentendidos, se ofrece una dirección clara hacia unos objetivos comunes y se aumenta la productividad.

Los empleados deben sentir que pueden acercarse fácilmente al departamento de RR. HH. para comunicar cualquier inquietud o problema que puedan tener. Una vez que el departamento recopile esta información, debe tomar las medidas necesarias para mejorar los procedimientos y procesos o eliminar aquellos que resultan ineficaces y suponen una fuga de tiempo y recursos.

Esta acción proactiva ayuda a evitar cualquier insatisfacción e infelicidad de los empleados, favoreciendo la retención. Además, a largo plazo, consigue reducir la rotación, así como los posibles costes de asesoramiento y recontratación.

Por otro lado, una correcta gestión de Recursos Humanos exige brindar retroalimentación para informar a los empleados respecto a qué están haciendo bien y qué necesitan optimizar.

Para ello, se pueden organizar evaluaciones semanales o mensuales de los empleados que revisen su desempeño y señalen tanto los comportamientos a alentar como los que se deben corregir. Las reuniones periódicas y continuas ayudan a centrarse en los objetivos, abordar los problemas a medida que surgen y garantizar que los logros no pasen desapercibidos, lo que nos conduce a la quinta clave.

5. Valorar y recompensar los logros de los empleados

Todo el mundo responde de forma positiva a los elogios y la apreciación tanto dentro como fuera del lugar de trabajo. Como hemos expuesto, las evaluaciones y revisiones periódicas pueden ser herramientas realmente efectivas para analizar la capacidad de la fuerza laboral si se realizan de manera consistente y correcta.

Basándose en esas evaluaciones, se pueden establecer un sistema de recompensas por desempeño que favorezcan el impulso de la productividad de los empleados. A través de un sistema de incentivos, primas o bonos se consigue alentar a los empleados a trabajar más, mejorar su capacidad de adaptación, creatividad e innovación, así como su nivel de compromiso con la organización.

En última instancia, premiar el alto rendimiento contribuirá a mejorar la experiencia del empleado con la empresa, aumentar la satisfacción laboral, generar lealtad y retener el talento dentro de la organización.

6. Apostar por el desarrollo del talento dentro de la empresa

Una empresa siempre debe permitir que sus empleados alcancen su máximo potencial. Para ello, debe apostar por el desarrollo del talento dentro de la compañía, ofreciendo continuamente oportunidades de aprendizaje y crecimiento que ayuden a cada empleado ampliar sus habilidades, competencias y capacidades.

Es preciso señalar que en un entorno empresarial que evoluciona rápidamente como el actual, la formación continua y permanente es clave para el éxito. A menudo, las empresas contratan a los candidatos adecuados, pero no invierten en el desarrollo de su talento dentro de la empresa. El resultado es que tres años después, ese miembro del personal no ha logrado avanzar en su carrera y experimenta una baja satisfacción laboral.

Por este motivo, ofrecer capacitación y oportunidades profesionales es vital para retener al personal. Además, los trabajadores con habilidades actualizadas refuerzan la confianza en sí mismos y están más comprometido con la organización. Todo esto aumenta la productividad y la competitividad del negocio.

Idealmente, estas capacitaciones deben programarse dentro del horario de trabajo para que los empleados puedan participar convenientemente. Una alternativa es buscar programas formativos telepresenciales que faciliten la conciliación profesional y personal como el caso del Master online MBA de la Escuela de Negocios de Cámara Valencia.

Una estrategia de gestión de Recursos Humanos bien planificada juega un papel fundamental en el éxito del negocio y, aunque los desafíos son grandes, con estas seis claves estarás más cerca de lograr tus objetivos.