Plan Financiero

Plan financiero: qué es y cómo hacerlo

Uno de los elementos más importantes de un Plan de Empresa es sin duda el Plan Financiero. En este documento se plasman los fundamentos económicos que permiten que un negocio sea viable y se establecen unos objetivos a corto y largo plazo, así como la situación financiera actual de la empresa.

Saber crear un Plan Financiero es esencial para cualquier emprendedor o empresario que aspire a desarrollar una idea de negocio. Desde nuestra formación MBA online de la Cámara de Comercio de Madrid puedes aprender los principios básicos para el diseño de un Plan Financiero viable y poder poner en marcha tu idea de negocio.

En este artículo te mostraremos qué es un Plan Financiero, cuáles son sus principales componentes y qué pasos debes dar para hacer un Plan de Finanzas para tu negocio, tanto si se trata de una empresa de reciente creación como si es una empresa ya consolidada.

Qué es el plan financiero de una empresa

Un Plan Financiero es un documento que permite diagnosticar la situación financiera de tu empresa, así como planificar la gestión de los recursos para lograr que sea viable. Es la base para poder desarrollar cualquier estrategia de negocio. Cualquier acción orientada a satisfacer las necesidades de un mercado deben contar con un plan de financiación que costee los recursos de marketing, herramientas de trabajo o inversión publicitaria.

Por tanto, lanzarse a crear un negocio sin contar con un Plan Financiero presenta numerosos riesgos, ya que careces de un mapa económico que permita guiar tus decisiones empresariales.

En el plan financiero quedan fijadas las fuentes de financiación, las deudas de la empresa, el nivel de rentabilidad o la procedencia de los ingresos y gastos.

Plan financiero qué es

Elementos de un plan financiero: estructura

A continuación analizaremos cuál es la estructura de un plan financiero, explicándote los diferentes elementos que debe incluir.

Balance general de la empresa

El balance de resultados te permite ver el estado financiero actual de tu empresa. En este se reflejan los activos (bienes y derechos de la empresa), los pasivos (obligaciones de la empresa) y patrimonio.

El balance de situación de una empresa suele hacerse a final de año, aunque puede actualizarse de forma periódica, de manera mensual o trimestral. La mayoría de empresas hoy día, que cuenta con software de gestión empresarial, disponen de herramientas que permiten generar un balance de situación con lo que debe y lo que posee la empresa de forma automática a partir de su facturación.

Plan de financiación

Otro de los elementos clave del Plan Financiero es el Plan de Inversiones de la empresa. Cuando un negocio empieza desde cero, este apartado es imprescindible porque aún no se cuentan con resultados que permitan analizar la situación financiera de la empresa. El Plan de Financiación incluye los activos fijos, como maquinaria, transporte o gastos de I+D.

Estado de Resultados

En este apartado del documento se incluyen los ingresos por ventas y gastos, así como los cobros y los plazos de pago. Esta información permite analizar la rentabilidad de una empresa en un período de tiempo, por lo que se trata de una parte muy importante del Plan Financiero. También suele conocerse como Cuenta de Resultados o Estado de Ingresos y Gastos.

Cash Flow

El flujo de caja o cash flow muestra la diferencia entre la entrada y salida de ingresos financieros durante un período de tiempo. Este dato muestra el nivel de liquidez de tu negocio, lo que te aporta información sobre la capacidad de tu empresa de atender a sus costes a largo plazo, o si necesita buscar más recursos de financiación.

Plan de Tesorería

En el Plan de Tesorería se reflejan las estimaciones de cobros y pagos de cada mes. Aquí deben quedar reflejados los saldos iniciales y finales, atendiendo a las fechas en que se deberán atender a los pagos y cobros, las deudas que tiene la empresa y las facturas impagadas.

Previsión de ingresos y costes

Las empresas que empiezan desde cero requieren hacer una previsión de ingresos y costes, ya que no se dispone de esta información. Pero también las empresas ya consolidadas que disponen de un Plan Financiero deben tener una previsión de ingresos y costes. Se trata de una guía que permite prever el estado financiero futuro de la empresa y es de gran ayuda para la toma de decisiones.

En esta guía quedan reflejados los costes variables de la empresa, incluyendo los precios de la compra de productos a proveedores, lo que permite tener una base para tratar de alcanzar un punto de equilibrio en que los ingresos serán más altos que los gastos.

Análisis del punto de equilibrio

Toda empresa que aspire a ser viable necesita hacer un análisis del punto de equilibrio. Se trata del momento en el que los ingresos por ventas permitirán cubrir todos los gastos y además reportar beneficios. Es el momento en el que la empresa empieza a ser rentable y por tanto es autónoma, no depende ya de los mecanismos de financiación que se han utilizado para crear la empresa, como el propio patrimonio o la concesión de préstamos.

Este dato es esencial, porque si no se cumple con el calendario para alcanzar el punto de equilibrio, es probable que los inversores no sigan confiando en la empresa para minimizar las pérdidas. Lo ideal es tratar de alcanzar el punto de equilibrio lo antes posible, en el plazo de 6 meses a 3 años.

Ratios financieras

Se trata de indicadores financieros de rendimiento que permiten analizar el estado de la empresa. Estos ratios sólo se pueden obtener a lo largo de un tiempo en el que la empresa ha estado funcionando y disponemos ya de información relevante.

  • Retorno de la inversión (ROI). Es la rentabilidad neta que ha logrado la empresa a partir de los recursos invertidos.
  • Beneficio antes de intereses (EBITDA). Consiste en los beneficios o resultado operativo que ha conseguido la empresa antes de pagar los intereses.
  • Rentabilidad sobre el patrimonio. Es una ratio que mide el beneficio que ha obtenido la empresa tomando como base la inversión de los propietarios. Es decir, no sólo los ingresos son mayores que los gastos, sino que además se ha recuperado el capital invertido por los socios.

Análisis de riesgo

Un buen Plan Financiero debe incluir también un análisis del riesgo. Deben contemplarse escenarios alternativos en los que las previsiones no se cumplan. Existen multitud de imprevistos que pueden afectar a que no se logren los objetivos en los plazos y calendario establecido en el plan financiero.

Por ejemplo, se trataría de analizar cómo afectaría a la planificación financiera que se produjeran eventos extraordinarios, como una subida repentina de los precios de los carburantes, o que se produjera un accidente que paralizase la producción, o que una situación de crisis económica aumentase los impagos y la deuda.

Estructura de un Plan Financiero

¿Cómo crear un Plan Financiero?

Hemos mostrado en el epígrafe anterior los diferentes apartados que debe contener tu Plan de Finanzas. Pero tu Plan Financiero no se debe quedar en una mera exposición de los números, sino que debes definir unos objetivos y trazar un plan de acción que permita lograrlos.

Por tanto, los pasos para crear un Plan Financiero son los siguientes:

  • Analizar la situación de la empresa: en caso de ser una empresa de nueva creación, analizar los instrumentos de financiación e inversión disponibles, y los primeros gastos de la empresa.
  • Definir los objetivos de negocio: todo plan financiero debe determinar primero a dónde quiere dirigirse la empresa. Cuáles son los beneficios que se aspiran a conseguir, cuánto tiempo pasará hasta que se consigan, qué recursos se van a utilizar para lograrlos.
  • Crear un Plan de Acción: hay que definir en qué se va a invertir el dinero para lograr los objetivos de la empresa, determinando los presupuestos que va a recibir cada Departamento, que serán los responsables de crear una estrategia alineada con las metas previamente definidas.
  • Análisis de las métricas: para poder valorar si se cumplen los objetivos, debes utilizar los ratios financieros anteriormente mencionados para controlar la salud financiera de la empresa o valorar la viabilidad del proyecto y el cumplimiento de los objetivos financieros.

Cómo hacer un plan financiero

Beneficios de aplicar un Plan Financiero

¿Por qué es importante crear un Plan Económico-Financiero para tu negocio? Este documento te permite tener unas expectativas realistas de tu proyecto, de manera que puedas tomar las decisiones que ayuden a lograr tus objetivos.

A través de un Plan Financiero, puedes marcar una hoja de ruta para la inversión de tus recursos o mejorar la toma de decisiones.

  • Puedes definir la inversión inicial que necesitas hacer para tu proyecto.
  • Te permite valorar las fuentes de financiación que vas a utilizar.
  • Puedes hacer una previsión del estado financiero futuro de tu negocio.
  • Es una guía para la toma de decisiones.
  • Te ayuda a minimizar los riesgos y concretar los costes de tu actividad, tanto a nivel operativo como en la gestión administrativa o en el marketing.
  • En definitiva, te aporta información que te ayudará a desarrollar las estrategias en los diferentes ámbitos para lograr los objetivos.
  • Permite además mostrar datos reales a los socios y posibles inversores, de manera que puedan tener una idea de la rentabilidad de la empresa.

Esperamos que ahora tengas una visión más clara de la importancia del Plan Financiero para tu empresa. La formación en gestión y administración de empresas te prepara para diseñar planes de financiación realistas que ayuden a trazar previsiones objetivas sobre el futuro de tu proyecto.